sábado, 3 de enero de 2015

La calidad de tus porqués


La clave es el porqué
Cómo los grandes líderes nos inspiran a actuar.
Simon Sinek
Península, 2013, 304 páginas.

Buscar palabras y personas que inspiran es una de las metas de nuestro trabajo. Nos ilusiona lograr que las personas hagan las cosas no porque tienen que hacerlas, sino porque quieren hacerlas. Por eso nos ha alegrado tanto leer este libro de Simon Sinek (publicado en inglés en 2009) que recuerda que el futuro de las empresas e instituciones pasa por mejorar la calidad de sus ideas y no sólo sus productos o procesos. Sinek sabe que las ideas con calado conseguirán movilizar los esfuerzos de los públicos y los empleados. 
Por eso, empresas, instituciones y personas debemos pasar de la manipulación a la inspiración. No es sencillo, porque la manipulación "funciona". Cuando bajamos los precios, utilizamos promociones, acudimos al miedo o comunicamos a través de famosos, logramos resultados. Pero sólo la inspiración suscita las mejores energías.
Sinek ilustra su tesis con la trayectoria de Apple, Southwest Airlines, Martin Luther King o Harley-Davidson; empresas que no piensan sólo en el qué (producto) o el cómo (procesos, medios) sino en el porqué. Si el porqué no está claro, ni se contratan las personas adecuadas ni las empresas e instituciones aseguran el relevo que les dará continuidad en el tiempo.
Las grandes personas, ideas e instituciones lo son por sus principios y convicciones. Por eso, parafraseando a Sinek, se puede decir que no necesitas un plan. Necesitas un sueño. Productos, procesos y medios son relevantes. Pero, sobre todo, necesitamos mejorar la calidad de nuestros porqués.

MÁS EN:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada